Entrevista a Yves Vanderveken

Nuestras próximas Jornadas de la ELP, del 24 al 25 de noviembre 2018, en Barcelona, se titulan «¿Quieres lo que deseas? Excentricidades del deseo, disrupciones de goce». Para las neurociencias, el deseo es la dopamina, cuya liberación produce placer al anticipar las realizaciones, como muestra el éxito de los likes en las redes sociales. ¿En qué se diferenciaría nuestra idea del deseo?

Excentricidades, perturbaciones. Buenas palabras para este goce que no se deja representar y respecto al cual los proyectos de dominio pululan, se declinan hasta la saciedad, siempre con dimensiones totalizadoras. El cognitivismo es sólo un pariente pobre de este plan, un accidente de la historia, lo que no excluye su potencia perjudicial. Nace como brazo educativo al servicio del significante amo de la producción que ahora tomó el mando a escala mundial. ¡Promesa de volver -lo más de prisa posible (¡en pocas sesiones!)- a la fila de la cadena de producción.

Como psicoanalistas, tenemos la experiencia de que el encuentro con el goce y las manifestaciones del deseo, si pueden producirse quizás por la dopamina, no competen menos a la contingencia absoluta. Son siempre singulares, no responden a ningún modelo, y solo están sometidos a la ley del puro encuentro, donde la invención es posible. En el campo de la relación entre los sexos, nada responde en el ser hablante a un programa preestablecido. Se puede negar, pero es evidente. Es el secreto de la humanidad. Lo que todo el mundo sabe, pero nadie confiesa, incluso no se confiesa. Es el resultado de los testimonios que desde hace más de un siglo recoge la práctica del psicoanálisis -vasta encuesta-. Lacan lo atrapa mediante el aforismo: “No hay relación sexual”. Es nuestra brújula en cuanto psicoanalistas. Nosotros tenemos también un proyecto: el de proponer una experiencia que permita una escritura que dé un “punto de anclaje de la singularidad de goce”1. Este proyecto es una elección ética. La que se basa en este punto de falla para hacerse responsable de ella, orientándose en la vida por la lógica del síntoma, a distancia de las ilusiones de las identificaciones. Este proyecto no tiene nada en común con el neuroparadigma que tiene sus virtudes en ciertos campos, pero que no recubre el propio del psicoanálisis. Esto es lo que pondremos a prueba en este amplio encuentro que será PIPOL 9, que reunirá a practicantes que se orientan por el psicoanálisis de la orientación lacaniana o se reconocen en su ética mucho más allá de Europa.

 

* Entrevista realizada por José Ramón Ubieto y publicada íntegramente en El Psicoanálisis, Revista de la ELP, nº 33, Barcelona, octubre de 2018.

 

Nota:

  1. Laurent, É., El reverso de la biopolítica, Buenos Aires, Grama, 2016, pág. 25.

 

Yves Vanderveken, ECF, NLS, Bruxelles.

 

Comparte / Imprime este artículo
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Print this page
Print